Cover image
APR 25, 2023

¿En qué debemos fijarnos para invertir en el Internet del valor?

by Capitalista Rebelde

La idea de este artículo es poder establecer unos criterios esenciales para generar una tesis de inversión a largo plazo en el ecosistema crypto. Esto nos permitirá navegar la volatilidad del mercado con convicción y, así, no terminar siendo unos “Crypto Bros”.
Cuando realizamos una inversión en la Web 3 en la forma de un token, es importante preguntarse ¿puede ser este token un nuevo estándar mundial en la Web 3? Para responder a esa pregunta, debemos centrarnos en el estudio de si cumple 5 pilares fundamentales. Es lo que vamos a desgranar en este artículo.
Antes de ello, es valioso precisar que no todo token es una criptomoneda, pero sí toda criptomoneda, es un token. En mi opinión, una criptomoneda debe estar basada en una blockchain abierta a todo el mundo. De lo contrario, es simplemente un token digital encriptado y privado que no encarna el verdadero propósito de las criptomonedas. 
Una de las principales ventajas de las criptomonedas es que permite a los individuos ser soberanos e independientes de su gobierno o de la regulación local, rigiéndose únicamente por una ley criptográfica, trasparente para todos. Es muy posible que estemos ante los inicios de la separación entre el dinero y el Estado. La única manera de que esto sea posible es que el token cumpla 5 criterios esenciales. 
Como afirma Andreas Antonopoulos, existen las blockchains que son abiertas, públicas, sin fronteras, neutrales y resistentes a la censura, y luego está el otro tipo, que son una “basura”.
Ahora, tampoco debemos volvernos locos e intentar montar una blockchain para todo. Todo tiene que tener un propósito y una razón ser, ya que no todo proyecto necesita una cadena de bloques propia. Algunos negocios son más adecuados establecerlos en bases de datos privadas o desarrollarlas en protocolos ya existentes. 
Sin embargo, si quieres capturar el verdadero valor de la Web 3 y monetizarlo, tienes que buscar que protocolos pueden ser un estándar global. Para ello, veamos qué características deben tener y así podrás invertir con mayor atino.
Debe ser abierta. Por definición, una criptomoneda tiene que ser accesible a todo el mundo, puesto que busca ser global. Cualquier persona debe poder acceder a ella y participar en ella. Nadie necesita ni autorización ni verificación de identificaciones o credenciales para utilizarla. 
Cualquiera puede usar una blockchain abierta, sin necesidad de permiso de ningún tipo. Es simplemente abierta. Incluso para los no humanos. Sí, como lo lees. Los bots gestionados por inteligencia artificial también deben poder participar. Es decir, las máquinas y/o los programas deben poder utilizar las blockchains para realizar transacciones y automatizar procesos. Nunca antes las entidades no humanas habían podido poseer, gastar o ganar dinero. Así de abiertas son las verdaderas criptomonedas.
No debe tener fronteras. Una criptomoneda es internacional. Es global ya que vive en el universo digital. Al igual que Internet no tiene fronteras, las verdaderas criptomonedas tampoco las tienen. No importa dónde te encuentres geográficamente, la blockchain existe en todas partes.
Pero me dirás, Alejandro, ¿qué sucede al cruzar las fronteras a través de los aeropuertos, hay muchos mostradores de aduanas que te exigen que declares si transportas más de 10.000 dólares en "instrumentos monetarios, o instrumentos convertibles"?
Pero ¿estás transfiriendo o transportando algo? Solo tienes las claves privadas, que es una clave alfanumérica, no es el Bitcoin per se. Es más bien, un PIN que te permite reclamarle a la blockchain de bitcoin tu propiedad. Al igual que sucede con las tarjetas de crédito por valor de más de 10.000 euros, no necesitan declarar nada, ya que todo lo que tienen es un PIN.
Nuestras leyes, costumbres, cultura, aduanas están diseñadas con la idea de que el dinero tiene que estar físicamente en algún lugar, ya sea aquí o allá. Probablemente, una reliquia de la era del oro que se trasladó a la era del dinero fiduciario y que no cambió cuando empezamos a utilizar el dinero fiduciario electrónico.
¿Qué ocurre cuándo el dinero no está aquí o allí? ¿Y, si está en todas partes? El dinero se ha convertido en un mensaje de información que no tiene forma física. No tiene presencia física y no existe en ninguna parte. 
Debe ser neutral. El concepto de neutralidad significa que una criptomoneda puede ser movida o transferida de una cuenta a otra sin ser interceptada o cuestionada por nada ni nadie. Neutral significa que es tuya, eres libre para enviar o recibir de quien sea, cuando sea y donde sea.
Una blockchain que aspira ser un estándar en el internet del valor, no le importa quién envía la criptomoneda. Ni por qué se envía o a quién se la envía. Es agnóstica a las cuentas, a las personas, a las razones. Básicamente, es neutral.
Esto suena radical, pero es la forma en que la que el mundo ha funcionado durante miles y miles de años. La gente pagaba con oro y, luego, con billetes del banco respaldados por oro. Incluso el dinero fiat moderno se utilizaba con gran libertad hasta hace unas décadas. 
Ahora todo debe ser controlado y con la implementación de las CBDC, el dinero deja de ser privado y neutral. Aún peor, pasa a ser dinero programado por planificadores centrales que pueden establecer las reglas de su uso sin que puedas escapar de ellas. Véase, el ejemplo de China. 
Por ello, debe ser resistente a la censura. Esto significa que una autoridad no puede impedir la transferencia de fondos de una cuenta a otra (de una persona a otra). El dinero es una forma de comunicación. Es un mensaje, como el habla, y censurarlo es una forma de opresión que va contra la libertad de expresión. 
En el 2022 ha sucedido exactamente esto con Rusia. No permitiendo enviar o recibir un mensaje Swift que es básicamente la información que se comparte entre bancos para realizar una transferencia internacional dentro de la red Swift. Al ser el estándar para realizar transferencias internacionales entre bancos, le dejaron fuera de juego para comerciar, bloqueando sus canales financieros con occidente.
Quién, dónde, qué, cuándo, por qué y cómo gasta alguien sus fondos es una expresión de sus intereses, alineación política, grupos sociales, etc., y, por tanto, es una expresión de comunicación. La idea es que el dinero, como parte integrante de la comunicación, goce de la misma inviolabilidad que un derecho humano: poder enviar y recibir fondos sin censura.
En el momento que los gobiernos tienen el control de la política monetaria, estos pueden ejercer controles y manipulaciones que, en última instancia, pueden destruir el valor de la moneda. Véase los ejemplos de Argentina, Venezuela etc. El único propósito de los gobiernos es servir, proteger y apoyar al ciudadano. Controlar el dinero de la gente es una forma indirecta de violar los derechos humanos.
Cuando las finanzas y los gobiernos se acuestan juntos, los bancos corrompen al gobierno y el gobierno corrompe a los bancos. Entran en una relación tóxica para el ciudadano, siendo él quien financia toda la fiesta vía sus impuestos, deuda soberana e inflación. Es separando el gobierno del dinero o de las finanzas cuando se produce la resistencia a la censura en el dinero.
Debe de ser pública. La idea que subyace es que todo lo que haces en la red pueda ser verificable por cualquier persona. Esto hace muy difícil hacer trampas, si cualquiera puede ver el movimiento de fondos, entonces cualquiera y, todos, se convierten en vigilantes sociales. Una especie de regulación informal, global y social. Es justamente lo que ha pasado con los movimientos de fondos de los exchanges avisando de trasferencias sospechosas que alertaban a sus propios clientes en tiempo real de que un fraude se estaba ejecutando.
La transparencia tiene un valor altísimo para el ciudadano. Es el ente público quien tiene la obligación de ser totalmente transparente con el ciudadano y, no al revés, como sucede hoy en día. Un avance tecnológico llamado ZK-SNARK nos permite garantizar la privacidad y la transparencia al mismo tiempo. Sin lugar a dudas, estando aún en sus inicios, es muy prometedor para las personas que creemos que la privacidad puede estar alineada con la transparencia.
Por último, pero no por ello menos importante, al estar sustentada en un código público y abierto a todo el mundo, no estanco en departamentos como en las multinacionales, toda persona con interés y capacidad puede aportar valor en cualquier momento desde cualquier parte del mundo con una simple  conexión a internet. Esto permite a cualquier persona participar en la red. Es fundamental para la creación de valor, de comunidades y de velocidad en los desarrollos, en tanto en cuanto tengan una buena propuesta de tokeneconomics para sus participantes.
Para los que queráis diferenciar el grano de la paja, os animaría a que utilicéis estos cinco criterios para hacer una primera valoración fundamental del proyecto en el queráis invertir. Pensad que estamos en los principios de un tsunami tecnológico (Blockchain, Inteligencia Artificial, IoT etc) y que podéis capitalizarlo hoy. Ser parte de la creación de la infraestructura tecnológica que va a transformar el dinero, los gobiernos y la confianza es, sin lugar a dudas, la mejor forma de invertir nuestro tiempo. Son tiempos para estar muy vivos.
Your money, your bet ;)
Muchas gracias por leerme.
Comments
To comment, please sign in.
Article has no comments yet.